QUIEN SOY

Nací en 1981 (en Madrid, España). Soy Profesor de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y de Ciencia Política en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED). Me licencié en Ciencias de la Información (2004) y obtuve mi doctorado en Sociología (2009) en la Universidad Complutense de Madrid. Desde 2004 enseñé en dos universidades privadas, y desde 2010 soy Profesor Asociado en el Departamento de Sociología VI en la Facultad de Educación de la UCM y Profesor-tutor en el Centro asociado de Getafe de la UNED-Madrid Sur. 

Mis líneas de investigación, publicación y estudio abarcan desde la sociología de la tecnología y de la ciencia, la teoría sociológica, la antropología social y filosófica, la ontología de la realidad social y natural, y el diálogo interdisciplinar entre científicos naturales, sociales y filósofos.

Una de mis preocupaciones básicas es mostrar el carácter interdisciplinar de todos los fenómenos de la realidad. Aunque mi perspectiva es sociológica, me parece que no se puede hacer sociología sin tener en cuenta otras ramas del conocimiento, como las ciencias físico-naturales, la filosofía, la historia, la antropología, pero también la historia de las religiones y sus propias teologías, etc. Sólo de este modo puede obtenerse un conocimiento más profundo de los fenómenos. Por ello, me he esforzado desde mis años de juventud, a los 17-18 años, a dedicar muchas horas a estudiar las teorías fundamentales de esas otras disciplinas, tratando de integrarlas y complementarlas. La excesiva especialización ha producido algunos importantes logros cognoscitivos, pero impide una verdadera teoría explicativa de los fenómenos sociales.

Mi actual y fundamental proyecto es construir un modelo teórico-empírico de sociología del ser humano, tratando de explicar la diversidad de comportamientos y pensamientos de las personas bajo un único modelo teórico. Mi punto de partida es la constatación de que debemos enfrentarnos a una necesaria relatividad de los modos de orientación humanos, y alejándonos de dogmatismos de cualquier tipo, construir un modelo teórico que explique esa diversidad. En este sentido, la concepción perspectivistica de Ortega es un punto de partida válido:

Pero la realidad no puede ser mirada sino desde el punto de vista que cada cual ocupa, fatalmente, en el universo. Aquélla y esta son correlativos… La verdad, lo real, el universo, la vida —como queráis llamarlo— se quiebra en facetas innumerables, en vertientes sin cuento, cada una de las cuales da hacia un individuo… La realidad, pues, se ofrece en perspectivas individuales” (Ortega y Gasset)

Nunca he créido en la idea del intelectual en su torre de marfil, en un profesor que pasa sus días y su vida entre otros profesores, en congresos, comidas y seminarios, alejado de la vida, de otras realidades, y que se pregunta por qué sus teorías no consiguen explicar la vida real. Por ello, además de mi vocación intelectual, desde muy pequeño he tenido otra tres vocaciones:

(a) la literaria (especialmente prosa, y en menor medida la poesía). Desde muy pequeño no he podido entender mi vida sin escribir y sin leer. Aunque sólo he publicado un libro literario, he escrito muchos textos no publicados. Por otro lado, soy un lector voraz no sólo de libros académicos, también literarios. Estoy convencido de que, como han puesto de manifiesto otros sociólogos, la literatura es una fuente fundamental del conocimiento social de las diversas épocas.

(b) la deportiva. He practicado como deporte de competición el judo, el baloncesto y el ciclismo, y más recientemente la carrera y el duatlón; aunque sin competir he practicado casi todos los deportes de raqueta, el fútbol, la natación, el senderismo, pero sobre todo la musculación, etc. (Sobre esta última faceta puede verse la entrada ACTIVIDAD DEPORTIVA). El deporte no sólo me ha enseñado disciplina mental y física, sino que también me ha permitido comprender otros ámbitos de la realidad, y sobre todo activa mi vida de energía y dinamismo.

(c) la justia social. Creo que con realismo, sin ingenuidades ni ignorancias, desde mis inicios en el mundo académico, he estado convencido de que el profesor tiene que estar al servicio de la sociedad, de sus alumnos y del mundo, no con el activismo político, ni la manifestación callejera, sino con su actividad, generando conciencias críticas y ampliando la visión de sus estudiantes. Hay muchos modos de luchar por un mundo mejor y más justo, y yo he elegido el mío propio, basado en el esfuerzo por comprender la perspectiva del otro y por desenmascarar los mitos y justificaciones falsas que las personas, grupos, partidos o religiones (de todos los bandos, colores e ideologías) utilizan como banderas de odio.

2 pensamientos en “QUIEN SOY

  1. ¡Buenas, Profesor!

    He visto su blog y no he dudado en entrar. Sin duda alguna, es usted polifacético a tope.

    Me ha gustado sus palabras de “en la vida no se elige lo malo que nos viene, sino la forma en que lo afrontamos y superamos”.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s